Y los temores se hicieron realidad

Ayuntamiento de MondragónPor Beatriz Díez.
Se cumplieron los peores augurios. Desde que comenzó la campaña electoral en España, hace quince días, se temía que los terroristas entraran en escena cometiendo algún atentado. Y la amenaza se ha hecho realidad. El ex concejal del Partido Socialista de Euskadi, Isaías Carrasco, ha sido tiroteado frente a su vivienda en la localidad guipuzcoana de Mondragón. La conmoción y el estupor caracterizan una jornada en la que todos los partidos políticos han suspendido sus actos de cierre de campaña, previstos para hoy.

Esta mañana salí de casa para encontrarme en el Hotel de las Letras, en el centro de Madrid, con la poeta Gabriela Sotomayor, mexicana radicada en Ginebra, Suiza. La idea de hacer una entrevista literaria, artística, suponía un soplo de aire fresco entre tanta política y tantos discursos. La conversación ha sido fascinante, y venía feliz, de regreso hacia casa, pensando e imaginando cómo podía plasmar en el blog, las sensaciones e ideas que me había aportado Gabriela. Sin embargo, nada más llegar, me llama mi colega Laura Corvo, nuestra corresponsal en Madrid, y me dice que al parecer ha habido un tiroteo en el País Vasco y que no se sabe si la víctima ha fallecido.

En pocos minutos se han sucedido las llamadas, las informaciones cruzadas, los rumores, los nervios hasta que se ha confirmado la noticia: Isaías Carrasco moría en el hospital de Mondragón por las graves heridas causadas por los impactos de bala.

Carrasco pertenecía al Partido Socialista de Euskadi, PSE, en Mondragón. En las pasadas elecciones municipales del 27 de mayo de 2007, el ex concejal se presentó a los comicios como número 6 de la lista electoral del PSE, pero el partido sólo obtuvo votos suficientes para contar con cuatro concejales en el Ayuntamiento de Mondragón. Isaías Carrasco se quedó fuera. En ese momento, además, renunció a la protección oficial con la que había contado hasta entonces.

Las primeras reacciones oficiales han sido bastante moderadas y, hasta ahora, ningún político parece dispuesto a utilizar este suceso en beneficio de su partido. Esperemos que no caigan en la tentación de hacerlo.

Mientras Gabriela Sotomayor y yo conversábamos sobre las mujeres, sobre las amas de casa, sobre la lucha por la igualdad de género y sobre poesía, alguien esperaba agazapado a que Isaías Carrasco saliera de su vivienda para acabar con su vida. Otro día contaré más sobre la charla con Gabriela. Hoy es un día triste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: