Una más que se acerca

anna-y-rosalina.jpgPor Anna Karina Rosales
En vista de que me han “acercado” a este blog -el blog que nos acerca, dicen. … yo, que me quería ir corriendo- me siento en la obligación casi moral -pero también profesional , lo reconozco- de compartir con mis colegas y con el mundo, mis experiencias como periodista aquí en Radio Nederland. Eso sí, con todo mi bagaje de mujer, de madre, de esposa y de latinoamericana que vive aquí en Holanda.

Por dónde empezar. Quizás diciendo que tras doce años de alejamiento de mi país, Perú, probablemente mi modo de ver el mundo tenga un acento particular. Bueno, todos los seres humanos -nosotros los periodistas también, por si acaso- tenemos una manera especial de ver las cosas. Todos llevamos un mundo particular a cuestas y somos , por consiguiente, lo que hemos vivido y oído, lo que hemos olido y probado, lo que hemos sentido y compartido, pero también lo que hemos reído y llorado. Sirva esto de aclaración, o quizás advertencia, para que los que lean este blog, antes de calificar su contenido, tomen en cuenta las consideraciones mencionadas.

Lo mío son las actualidades, el revisar y analizar día a día lo que sucede en el mundo. El saber quizás poco de mucho, pero estar en todo caso al tanto de lo que realmente puede influir en nuestra existencia. Naturalmente, perteneciendo a un departamento de idioma español dirigido principalmente a Latinoamérica, las noticias que elijo o que me llaman más la atención generalmente tienen que ver con esta región. Pero hay un tema en particular que los últimos años viene “persiguiendome”. Como quien toca la puerta en donde no lo han llamado, tímidamente ingresa en mis entrevistas y reportajes y en mis notas y artículos -cada vez más- el tema de la mujer y las cuestiones de igualdad de género.

Sin haber tenido mayor interés por el feminismo y habiendo sido criada en un mundo machista bastante protector -aunque algo progresista, felizmente- y casada ahora con un holandés que hasta me cocina, me limpia y se encarga más tiempo que yo de nuestros hijos, nunca pensé ser la indicada para abordar este tipo de temáticas. Ha sido la experiencia, a través de la radio y a través de mi vida personal en un país casi-casi igualitario, que ha ido convenciéndome que precisamente mujeres como yo, somos las que más deben levantar la voz por las que no pueden hacerlo. Y en ello me encuentro.

El año pasado fue el análisis a profundidad de la desgracia que sufren las mujeres en Guatemala, que son víctimas de la violencia y la impunidad que impera en ese país. Una combinación de factores: la guerra interna que duró 36 años, la cultura machista que raya en muchos casos en misoginia, y la presencia del crímen organizado en muchas instituciones, hace que precisamente las mujeres sean las más perjudicadas. Las más maltratadas y vejadas. Las más violadas e incluso asesinadas. Los hombres también sufren las consecuencias de la situación de este, considerado, ” estado frágil”, pero me da la impresión que no se llevan la peor parte.

En todo caso, quien desee escuchar mis hallazgos en este tema puede visitar: http://www.informarn.nl/informes/mujer2/act070307_mujerguatemala Se trata de una serie de dos capítulos que lanzó Radio Nederland el año pasado por el día de la Mujer y que se presentó en un seminario sobre el tema en Ciudad de Guatemala.

Quizás con menos tono de denuncia, me encuentro en estos días preparando otro análisis. A diferencia del año pasado, quiero ver los avances en la igualdad de género, en la práctica. Quizás no serán muchos los ejemplos si los comparamos con la cantidad de mujeres que en la actualidad sufren, pero quiero constatar cómo lo llevan las mujeres que sí han superado problemas como la discriminación y ahora ejercen cargos de alto rango, las que fueron maltratadas y ahora ayudan a otras, las que dejaron de ser dependientes para convertirse en emprendedoras, las que vencieron sus miedos y se animan ahora a decidir por su cuerpo y por su integridad y las que a través del arte y los medios de comunicación intentan reforzar el mensaje de superación y respeto de los derechos de la mujer. Intentaré recoger estos ejemplos a través de reportajes-testimonio. Más detalles en una próxima entrada.

4 respuestas a Una más que se acerca

  1. Manolo Arana dice:

    Querida Karina te felicito por el esfuerzo de plasmar por escrito todo lo que has vivido y aprendido en todo este tiempo en Holanda, orientado sin quererlo o planearlo a los derechos de la mujer.
    Recuerdo con mucho aprecio que me invitaste durante mi viaje por alla, a La Haya a participar de una conferencia sobre los “Maltratos a las mujeres en Latino america” y aprendi mas de cerca la necesidad de empoderamiento, entendimiento, educación, seguridad, comunicación, autoestima, afecto y cuanta comprensión requieren las personas que se dejan maltratar (sean hombres o mujeres).
    Ahi ví y reconocí el compromiso que tienes con esta temática.
    Esperaré las siguientes entregas, que como los blogs que lees con asiduidad como los de “El Comercio”, deben traernos sorpresas.
    Estoy muy orgulloso de ti
    Con cariño
    Manolo

  2. lyla Carrillo van der Kaaden dice:

    Anna Karina

    Me alegra ver que personas como tú hacen de este mundo algo mejor. Estoy orgullosa del trabajo que has realizado con Radio Nederland el año pasado con el tema de la Violencia de la Mujer en Guatemala. Me dá pena que mi país esté tan marcado internacionalmente por estos hechos negativos, pero a la vez creo que es necesario que se den a conocer al mundo en una forma parcial como lo han hecho ustedes.
    Sigue adelante con tu trabajo y cuenta con nuestro apoyo.

    Lyla

  3. Sandra Quan Lou dice:

    Karina,
    Como bien dices en tu artìculo, eres y debes ser la voz de aquellas que no alcanzan a levantar su voz y hacerse oír.

    Es triste y lamentable que Guatemala, mi país, se le mencione internacionalmente no precisamente por su belleza natural, sino por el maltrato a la mujer y su sociedad todavía machista. Es por ello que tu labor es de gran valor y significado para nosotras las guatemaltecas, así que sigue continúa y ya sabes que acá tienes tu casa.

    Sandy

  4. Nexar dice:

    Muy importante el trabajo en favor de los derechos de la mujer ,la semana pasada estuve con motivo del lanzamiento del programa de Educación social financiera por la organización AFLATOUN y en verdad se percibe una gran disposición de los Holandeses por hacer algo en favor de lo derechos humanos y de las mujere en perspectiva de Género. Saludos desde Moyobamba en Perú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: