La furia del fútbol

Seguidores naranjasPor Beatriz Díez
Es la primera Eurocopa de fútbol que vivo en territorio extranjero, y me sorprendo a mí misma con el corazón repartido entre la furia roja de mi país y el orgullo naranja que se extiende por Holanda conforme el equipo va dando alegrías y goles a sus seguidores. ¿Qué haré en caso de que Holanda y España se encuentren en uno de los cruces futuros? ¿Por quién me levantaré de la silla para gritar y festejar un gol?

No sé mucho de fútbol, pero me he informado y sé que, de momento, el enfrentamiento Holanda-España no llegará en cuartos de final, pero podría darse más adelante, si con suerte los dos equipos se mantienen con vida. Tengo que reconocer que en los comienzos del torneo no estaba muy interesada en seguir su desarrollo. Aquí en Radio Nederland organizaron un concurso en el que no pude participar porque se me pasó la fecha límite para presentar mis previsiones. Además, en los días previos, los medios de aquí no parecían muy satisfechos con las actuaciones anteriores de la selección holandesa, y nadie apostaba por su supervivencia en un grupo en el que se tendrían que enfrentar a Italia y a Francia.

La situación ha cambiado. Dos victorias contundentes de Holanda sobre Italia y Francia han hecho que la gente se entusiasme y piensen ya en estar en la Gran Final del día 29. Y esa alegría es contagiosa. Por eso ahora sigo con más ilusión los pasos de la “naranja mecánica”.

Pero claro, mi corazoncito me recuerda que también está España. Su juego no ha generado tanto entusiasmo, pero su victoria de ayer, in extremis, contra Suecia, ha hecho que se desate el optimismo. Leo la prensa española y veo que algunos periodistas están haciendo ya todo tipo de cábalas, imaginando a los rojos levantando el trofeo del vencedor a finales de mes.

Y me sigo preguntando, ¿qué haré ese día que Holanda juegue contra España? ¿Me vestiré mitad de rojo y mitad de naranja? ¿Lamentaré las ocasiones perdidas por el nuevo ídolo español, David Villa? ¿Me emocionaré con las paradas del holandés Van der Sar?… ahora que lo pienso, doy la vuelta al dilema, y me doy cuenta de que, si llega ese día, seré una privilegiada, porque, gane quien gane, tendré motivos para alegrarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: