Los regalos que nos da el periodismo

haitiPor Beatriz Díez
Es un lujo poder trabajar en lo que nos gusta. Soy consciente de ello, y por eso, quizá también por cierta ingenuidad, me alegra venir a la radio cada día. Disfruto con lo que hago. Esto es un tesoro muy valioso, especialmente en estos tiempos de crisis, en los que la cuestión no es ya, ni mucho menos, trabajar en algo relacionado con nuestra vocación, sino tener un trabajo, una actividad que nos permita pagar las facturas y sobrevivir. Hay días, como pasó ayer, en los que agradezco doblemente poder trabajar en esto del periodismo. Días en los que una conversación te abre la puerta, y la mente, a una nueva perspectiva de la vida. 

Quería hacer una entrevista sobre la decisión de un grupo de países y organizaciones multilaterales de aprobar una ayuda extra para Haití, de un valor de 324 millones de dólares para los próximos dos años. Generalmente es complicado encontrar fuentes que nos puedan hablar, en castellano, sobre Haití, y por ello recurrí a la valiosísima ayuda de ekoos.org, un proyecto de la Fundación Chandra que pone en contacto a fuentes y periodistas, comprometidos con la idea de que una transformación social es posible a través de la comunicación.

Gracias a ekoos.org entré en contacto con Olga Regueira, de la Fundación Entreculturas. Olga me atendió desde Madrid, pero ha estado trabajando como voluntaria en una ONG local de desarrollo en Puerto Príncipe, entre marzo del 2007 y febrero de este año. Según avanzaba la entrevista, fuimos dejando de lado la lectura política de la ayuda prometida por los donantes, para hablar más en detalle sobre cómo vive realmente la población haitiana.

Olga me conmovió porque, a pesar de su desconfianza hacia el gobierno haitiano y la comunidad internacional, y a pesar de su realismo en cuanto a las pocas mejoras que se producen en la vida de la gente de Haití, mantiene viva la ilusión, atesora los buenos recuerdos de su estancia en Haití, e incluso afirma, sin titubeo alguno, que está deseando volver. Allí es una voluntaria más, recibe alojamiento y comida, pero no tiene un sueldo. En Madrid trabaja feliz en el sector del desarrollo, pero aun así, no ve el momento de abandonar las comodidades del mundo occidental para recuperar su otra vida. Aquella en la que era una de las pocas blancas que utilizaba el transporte público, los tap-taps; o en la que veía “los flamboyanes en flor con ese rojo intenso que envuelve el paisaje”. Esa vida en la que Olga discutía y reía con los chicos que venden flores a la salida del super. Por citar unos ejemplos que la propia Olga menciona en su blog.

Merece la pena tener este trabajo, pensaba al volver a casa en el tren que me devuelve desde Hilversum a Ámsterdam. Algunos días te encuentras con estos regalos, con poder compartir una conversación con una persona viva, convencida de que las cosas se pueden mejorar, no por ignorancia o por ingenuidad, sino por un verdadero compromiso con los que apenas tienen nada, si acaso la esperanza de encontrar la sonrisa y el apoyo de una persona amiga.

2 respuestas a Los regalos que nos da el periodismo

  1. lazaro diaz dice:

    Enhorabuena para nuestro hermanos haitianos ,cualquier ayuda que se les de sera bien recibida pero no suficiente,
    sus gobiernos corruptos son los culpables de la situacion de extrema pobresa imperante en el pais desde hace decadas,
    poner toda esa ayuda en manos del gobierno sin una debida fiscalizacion por parte de algun organismo internacional seria echarlo a las arcas de unos pocos privilegiados, ya ha pasado con anterioridad , mientras el pueblo sufre las consecuencias.

  2. LIBORIO PRESS dice:

    Jun 16, 2009 Liborio Press Newsletter (segunda parte) by yoani Sanchez
    http://www.desdecuba.com/generaciony/

    Dice Yoani :Si existiera un altar para la tecnología,
    no dudaría en ir hacia él para poner un par de velitas.

    Dice Liborio: Si existiera yo le pondria un corazon de Fantasia y unos ojos.
    Para que cuando un anciano o una madre desesperada llame a una compañia por
    que le clavaron un bill que no corresponde sea un humano y no una maquina la
    que conteste.

    Estos cables, circuitos y chips han traído a mi vida mayor
    cantidad de información, autonomía y libertad que la generada
    por la voluntad de los políticos o por las presiones populares.

    Si una libertad virtual, seria mejor escojer mejores politicos, pues
    no se que haras con toda la informacion si no tienes con quien debatir
    o hacer reflexionar, al Final diras que me importa que la mar sea salada
    si yo no tomo agua salada.

    Precisamente, en este mes, cumplo quince años de haberme construido
    mi primera computadora, lo cual significó un giro de ciento ochenta
    grados en mi existencia.
    Tengo la mano un tanto deformada por culpa del mouse,
    pienso la mayor parte de la veces como si diseñara en Dreamweaver
    y hasta me da la tentación de apretar “control + alt +del” para resetear
    cuando no me gusta lo que me rodea.

    Eso solo es el inicio, tambien tendra que usar espejuelos y alla no hay, te
    convertira en una sedentaria y hasta problemas cardiovaculares tendras, despues
    para evitar los efectos de la nicotina, fumaras en Pipas Electronicas,y te hara
    adipta al humo virtual, cuando se te rompa pagaras por repararla el equivalente
    a treinta cajas de cigarros, y contibuiras a que el numero de desempleados en la
    agricultura tabaquera disminuya y pagaras ademas el equivalentes de su impuestos.

    Pues bien, ahora ha aparecido un nuevo servicio de envió de noticias
    por SMS que aumenta mi fe en el poder de estos artilugios tecnológicos.
    Desde la semana pasada, he sabido que está en marcha una página llamada Granpa
    (esperemos que sea más objetiva que la de Granma) que manda noticias a móviles
    radicados en Cuba. Basta con dejar el número del teléfono y seleccionar las fuentes
    desde las que se quiere recibir titulares para comenzar a leerlos en el celular.

    Si tienes quien te pague el importe de servicio sera la colectora de noticias mas
    eficiente, no se si se puede hacer una buena sopa con ellas, las cubanas son muy
    ingeniosas en la cocina.

    Tambien diras Les deseo a los que llevaron a la práctica tan buen idea que los parta
    un rayo tengo ochenta años y todavia estoy esperando los cambios.
    Ya no me llamo Yoani ahora me llaman Penelope.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: