Meteoro en Palermo (y sin mascarilla)

IMG_0047Por Alejandro Pintamalli
Chispita lo había anticipado cuando interrumpió el beso entre Meteoro y Trixie. Dijo algo así, “la escena que van a ver es peligrosa, porque se esparcen muchas bacterias”. Y no le hicieron caso. Y así estamos, rodeados del virus e indefensos frente a la gran pandemia.
Si no me convenzo dirijo la mirada hacia Argentina.

En este momento estoy en La Paz, escribiendo desde la sala de Internet que, por suerte es gratuita para los huéspedes del hotel. A las 19, hora local (20 horas de Argentina), la TV emitió el informativo central de Canal 13 de Buenos Aires. El colega Guillermo Lobo y el conductor Santo Biasatti abrieron con la “sorprendente” actitud de los porteños que en el barrio de Palermo salieron de bares como si nada. Y si faltara más, no dudaron en tomar asiento en su interior y hasta pasar por alto la recomendación de guardar un metro de distancia entre sí.

Si asumimos, como evidentemente lo está haciendo mucha gente, que se le dio mucha manija al tema, no es menos cierto que Argentina suma unos 70 muertos y que miles –la cifra no está tan clara- fueron infectados.

¿Por qué en cambio un país como Bolivia apenas reconoce un muerto y 547 enfermos? A primera vista es para sacarse el sombrero. Se lo pregunté este mediodía al jefe de Epidemiología del hospital Boliviano Holandés, en la ciudad de El Alto, Ángel Veisaga.

El hombre ensayó una respuesta diplomática. “Algunos factores de riesgo pueden intervenir en la diferencia”, dijo. Por ejemplo, me explicó, la tasa de diabéticos es menor en Bolivia ni se tienen aquí muchos casos de asma. Tampoco es comparable el número de habitantes, muy superior en Argentina.

Pero arrojó un dato que puede ser importante. Según él, la vigilancia epidemiológica fue lenta en el país vecino: “Nosotros montamos unas carpas a la entrada del hospital donde no dejamos pasar a los pacientes con esa sintomatología”.

Hoy las carpas estaban vacías. De los 49 casos sospechosos que se atendieron en el hospital de El Alto, siete dieron positivo. De los siete, sólo dos fueron medicados con Tamiflu. Veisaga: “Nuestra norma nacional indica que el tratamiento de algún sospechoso de gripe AH1N1 es sintomático, es decir, las enfermedades virales tienen un tratamiento en base a Paracetamol”.

Antes de despedirnos con un apretón de manos y sin temor al contagio, el médico reflexionó fuera de micrófono: “Lo bueno es que a pesar del pánico, la gente empezó a tomarse más en serio la necesidad de higienizarse más seguido y de acudir a los centros de salud ante cualquier síntoma”.

Una respuesta a Meteoro en Palermo (y sin mascarilla)

  1. solidaridad dice:

    se necesita la integracion para evitar el desatre de la tierra y mas fraternidad entre los pueblos la poca co0mprension nos hace inhumanos. los escucho a laaas ll utc. 6165khz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: