Ser protagonista o no

Pepa-floresPor Pepa Palma
Que no, que no. Que no me gusta ser protagonista. Quizás por eso me gusta tanto la radio. Nadie te ve, así que con suerte nadie nunca te va a parar por la calle para felicitarte, o cuestionarte. Por eso nunca trabajaría en televisión.

Pero hoy me ha tocado pasar por uno de esos malos tragos en los que no te queda más remedio que ser el centro de atención. Jueves 17 de septiembre de 2009. Ya hace dos meses que estoy en Radio Nederland. Ya ha pasado mi tiempo de estadía, y me toca despedirme.

Estoy contenta de haberme decidido a venir. Hace ya un año conocí en Córdoba, mi ciudad, a Sergio Acosta, productor y periodista en esta emisora. Nos encontramos en un taller de radio en el que tuvimos que contarnos nuestras historias personales, y desde entonces, estuve más o menos 9 meses pensándome si me sería útil o no hacer estas prácticas. Se me están acercando peligrosamente los 30, y una ya se cuestiona si no sería mejor admitir que ya es hora de dejarse de becas y prácticas y sentar la cabeza, y buscarse un trabajo, y ya si me caso y me corto el pelo mi madre estaría tan feliz…

Pero no puedo evitar ser una inconformista, y eso que esta característica personal lo único que hace es ponerme la vida más difícil. En mi ciudad llevo peleando unos 5 años por montar una emisora de radio comunitaria. Al menos, puedo sentirme satisfecha de haber aprendido a redactar proyectos, justificar subvenciones, montar una web y dinamizar a un grupo de socios. Pero es tanto trabajo, que echaba en falta simplemente dedicarme a mi mejora profesional. Y por eso llegué aquí.

A Juan Carlos le quiero agradecer haberme hecho sentir en casa. Con él comencé colaborándole en su programa Voces, y sentí que estaba trabajando con alguien que maneja muy bien el lenguaje radiofónico. Gracias.

María, Raúl y Beatriz, no sé si es porque sois también españoles, pero siento que con ustedes no debo reprimirme, que entendéis los códigos que utilizo, y si me paso, me perdonáis. Gracias.

No están aquí los nombres de todas las personas con las que me he cruzado, pero entenderán que siempre una tiende a sentirse más cercana a alguna gente. No quiero olvidar, eso sí, a Maite, que también supo tratarme con gran cariño y estima. Y a Sergio, sin cuya intervención, yo jamás habría pasado por aquí.

Y es que yo sé que tengo un carácter difícil. Así me va. Esto creo que lo he heredado de mi padre, y como le quiero tanto, pues no voy a avergonzarme nunca de eso. Como él, me cuestiono las verdades, y aunque desde primero de carrera nos cuentan que el periodista debe tender a ser neutral, que levante la mano el que esté leyendo esto y no ponga nada de su subjetividad en lo que escribe. Se es parcial cuando se seleccionan los temas, cuando se ubican las fuentes, hasta cuando ponemos una coma en uno u otro sitio, ¿verdad Gerardo?

Pero dentro de esta parcialidad, una debe siempre tratar al menos de defender lo que piensa que es justo. Esta es mi máxima. Si siendo adolescente me decidí por esta profesión fue porque pensaba que se podían cambiar las cosas. Ya en mi último año de universidad comprendí que eso no sería tan fácil, y que de hecho, sólo iba a encontrar obstáculos.

Sin embargo, en cada cosa que hago, pongo siempre esta energía, y aquí, en Radio Nederland, cómo no, también lo hice. Y estoy satisfecha de lo que he hecho. Y he tenido la libertad de hacerlo. Eso es lo que más me ha gustado. Haber podido trabajar los temas que me han interesado.

También me ha gustado mucho cómo en esta emisora se incluye como parte del trabajo estar en permanente evaluación de sus producciones. Pienso copiarme de esta estrategia, que en realidad, no es más que encontrar un hueco en la vorágine cotidiana para sentarse a escuchar las piezas de los compañeros, o las propias, y compartir entre todos pareceres, propuestas y mejoras. Así se garantiza una tendencia a no quedarse estancado, a aspirar a mejorar, a intercambiar opiniones.

Esto ha sido lo mejor de todo, haber encontrado un espacio para ese intercambio. Está claro que hay pareceres que nunca vamos a poder cambiar (porque no se puede, o porque una no quiere, que conste), pero ser capaces de escucharlos con respeto, eso nos hace mejores. Y en Radio Nederland, puede una hacerse escuchar.

A todos y todas, gracias.

Una respuesta a Ser protagonista o no

  1. jesus dice:

    Felicitaciones Pepa, una amiga mágica que no deja de dar sorpresas. Saludos de la Lyon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: